Tiradores para puertas de interior: características y tipos de productos.

Después de la compra de puertas interiores, definitivamente tendrá que encontrar los accesorios adecuados para ellas. Las manijas para puertas interiores difieren en el tipo de construcción, forma, tamaño, método de operación, opción de instalación y material de fabricación. Sobre la base de una amplia gama de productos, es muy difícil elegir la opción adecuada. Este artículo describe en detalle los modelos existentes y sus características distintivas.

Criterios para elegir los tiradores de las puertas interiores.

Al elegir las manijas interiores de las puertas, debe guiarse por ciertas recomendaciones de expertos:

  • comprobar la fiabilidad del diseño y la calidad del rendimiento: la fuerza del color, la presencia de arañazos y chips;

  • evalúe qué agradable es el toque para el modelo elegido, ya que será necesario contactar con el producto con bastante frecuencia;
  • elija los accesorios que mejor se adapten al estilo del diseño interior de la habitación y que sean adecuados para la hoja de la puerta;
  • se recomienda elegir el tipo y la configuración de los mangos en función del propósito funcional y la ubicación de las habitaciones;
  • considerar el grado de carga en el producto;

  • Las manijas deben seleccionarse teniendo en cuenta el conjunto de hojas de la puerta: para puertas potentes, los accesorios endebles se verán ridículos;
  • La configuración y el diseño del producto deben estar en armonía con los muebles generales de la habitación: los mangos delicados y voluminosos se verán ridículos en un apartamento pequeño con reparaciones simples.

Buen consejo El color del tirador de la puerta debe combinarse con el color de la cerradura y las bisagras del lienzo.

La estructura interna del tirador de la puerta depende del tipo de construcción. En contraste con la forma en que funciona el producto, existen:

  • estacionario
  • empujar
  • girando

El mango fijo o parche es el más fácil. Con su ayuda, puede abrir o cerrar la puerta, empujándola en la dirección deseada. Tales modelos no están equipados con broches, con la excepción de las versiones con rodillo. Son puramente decorativos. Se instalan principalmente en el mobiliario. También se recomienda su uso para puertas de cocina o unidades interiores que estén equipadas con mecanismos de bloqueo adicionales.

Entre los elementos estacionarios, el más popular es el de los tiradores y los tiradores de las puertas redondas. La primera opción está representada por una gran variedad de configuraciones de productos, que van desde la forma de U y terminan con líneas discontinuas. Se utilizan principalmente para puertas masivas.

Los bolígrafos se caracterizan por la alta estética de los modelos modernos, que se pueden presentar en varios diseños. Entre ellos hay manijas giratorias hechas de dos elementos esféricos y ubicadas simétricamente en ambos lados de la puerta. Se aprietan con la ayuda de un eje metálico que atraviesa todas las piezas. La altura de la manija de la puerta es de 4 a 5 cm.

La instalación de bolígrafos estacionarios no requiere habilidades especiales. Basta con fijar el producto con tornillos en el lugar correcto.

Para fijar la hoja de la puerta en la caja, los portaequipajes fijos pueden equiparse adicionalmente con:

  • rodillo de seguridad, representado por un rodillo o bola de metal, que se bloquea cuando la puerta está cerrada en el orificio recíproco y vuelve a emerger con una ligera presión en el asa cuando se abre;
  • una cerradura magnética, representada por una tira de metal en la hoja de la puerta y un imán en la jamba, debido a la cual se asegura una fijación apretada.

Buen consejo Las manijas estacionarias, instaladas en un par, son extremadamente apropiadas para puertas batientes.

La manija de empuje está representada por dos palancas en forma de L interconectadas por una barra que pasa a través de la hoja de la puerta. Mientras presiona la palanca, la barra le permite abrir el pestillo. El diseño del producto incluye un resorte de retorno para la manija de la puerta, lo que permite que la palanca vuelva a su posición original después del cese de la exposición. Cuando se utilizan dispositivos de presión, se garantiza un funcionamiento cómodo y se logra una fijación completa de la puerta. Tales dispositivos se distinguen por su confiabilidad, ausencia de ruido, durabilidad y ergonomía.

El principal inconveniente del diseño es la posibilidad de que la palanca sea agarrada con una bolsa o ropa durante el movimiento activo en la casa. Además, con el uso frecuente del producto, el resorte de retorno puede fallar. Compre para la manija de la puerta, este artículo puede ser por separado por 50 rublos.

Los mangos de empuje pueden montarse en un soporte o en una salida. Las perillas de pestillo para puertas interiores en la salida pueden ser con una base redonda o cuadrada. Realizan una función decorativa y protectora. A pesar de que los productos son universales, tienen un principio de funcionamiento simple. Al actuar sobre el asa, el pestillo se retrae y la puerta se abre. Después de presionar la palanca, el pestillo vuelve a su posición original, lo que le permite mantener la puerta cerrada.

Los productos se fabrican con una altura de 5,5 a 6 cm y una longitud de 10 a 12 cm. La principal ventaja de la empuñadura en la salida es la posibilidad de elegir cualquier mecanismo de bloqueo. Esta opción es adecuada para aquellos que aprecian la combinación armoniosa de ergonomía y estética en las cosas.

Al elegir una manija para puertas interiores, debe considerar la calidad del trabajo, la configuración, la funcionalidad y el diseño del producto. Este elemento debe encajar armoniosamente en el interior de la habitación y ser lo más cómodo y duradero posible en el futuro.

Like this post? Please share to your friends:
//whugesto.net/afu.php?zoneid=2466924